Seguridad en pabellones deportivos: cómo verificar que el equipamiento cumple con la normativa

Seguridad en pabellones deportivos: cómo verificar que el equipamiento cumple con la normativa

Además de la ficha técnica del material, el comprador debe reclamar el documento emitido por un laboratorio externo que acredite que ese equipamiento está certificado conforme a la norma correspondiente.

A la hora de adquirir equipamiento deportivo para un nuevo pabellón polideportivo o para renovar los ya existentes, el marco normativo de referencia son las normas UNE EN vigentes, en las que se tienen en cuenta los parámetros de seguridad. Existen múltiples normas para equipamientos deportivos variados. Dentro de un pabellón polideportivo, serían aplicables -entre otras- las específicas para porterías de balonmano, porterías de hockey, equipos debaloncesto y voleibol, estructuras artificiales de escalada o equipos para gimnasia (espalderas, escalas y estructuras de trepa; plintos).

La certificación de un equipamiento deportivo respecto a su norma correspondiente garantiza que ha sido clasificado según su tipología y evaluados sus riesgos conforme a ello; sus dimensiones han sido analizadas y son conformes; los materiales de fabricación, el diseño y las dimensiones han sido objeto de análisis y conformidad; el equipamiento cuenta con instrucciones de montaje, manual de mantenimiento y uso; el etiquetado es correcto para advertir de las adecuadas condiciones de uso; y la trazabilidad queda garantizada mediante la indicación de la normativa, nombre del fabricante y año de fabricación.

Riesgos evitables

Cuando se adquieren equipamientos debidamente evaluados y certificados se previenen múltiples riesgos para sus usuarios. Obviar el cumplimiento de las normas puede convertirse en un problema de seguridad con resultados fatales, tal y como demuestran diferentes investigaciones llevadas a cabo por expertos en el sector. La realidad es que,desde el año 2000, 17 menores han fallecido en accidentes relacionados con equipamientos deportivos.

Entre los equipamientos deportivos más habituales que se pueden encontrar en un pabellón se encuentran las canastas de baloncesto (tanto colgantes como a suelo), porterías de balonmano y fútbol sala o postes para jugar a deportes como voleibol, tenis o bádminton. El equipamiento que registra el mayor número de accidentes son las porterías de balonmano/fútbol sala de instalaciones deportivas, parques o centros escolares. Los datos reales de accidentes deportivos son numerosos y actualmente incalculables, ya que solo transcienden los que tienen consecuencias fatales.

¿Qué puede llegar a ocurrir cuando se utilizan equipamientos que no han sido evaluados y certificados? Durante el uso de porterías, canastas y postes podrían llegarse a producir:

  • Accidentes por equipamientos no estables o no resistentes. Es decir, vuelcos inesperados y caídas y golpes mortales.
  • Accidentes por cortes con aristas.
  • Accidentes por aprisionamiento de dedos mediante regulación de tamaños de las aberturas (menor o igual a 8 mm y mayor igual a 25 mm) y ángulos internos.
  • Incremento de las consecuencias de los golpes de los usuarios contra postes verticales durante la actividad.
  • Accidentes por la pérdida inesperada de dispositivos de tensión.
  • Accidentes por golpes contra manivelas de tensión externas.
  • Accidentes por golpes contra anclajes que sobresalgan excesivamente de la superficie del juego.

Diferencia entre “Diseñado conforme a…” y “Certificado conforme a…”

No es lo mismo que el producto esté certificado o no. En ocasiones se adquieren productos a los que se les presupone la certificación porque indican que su diseño se basa en la norma, pero eso no es suficiente: es necesario reclamar junto con la ficha técnica del producto el certificado del laboratorio externo.

Se deben adquirir productos certificados conforme a las normas UNE y no solo diseñados conforme a las normas, ya que esa es la única garantía de que un evaluador externo al fabricante ha analizado y confirmado que los equipamientos cumplen las normas.

Es importante saber que para la mayoría de estos equipamientos no hay marcado CE dado que estas normas no recogen la existencia de marcado CE ni sus requisitos para este tipo de equipamientos. En consecuencia, la presencia de un marcado CE en estos equipamientos es un fraude.

Más información relacionada en: MONDO IBÉRICA NEWS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…